Historia / Nuestra trayectoria

SOLYDER fue fundada hace 30 años, nació de la mano de cuatro emprendedores que vieron la oportunidad del momento para poner en marcha una empresa constructora, unido a la gran experiencia que atesoraban algunos de ellos en empresas del mismo sector.  

En sus comienzos se centraron en la ejecución de proyectos de construcción de carácter local. Pero es tres años mas tarde, en 1985, cuando la expansión de SOLYDER  comienza a ser una realidad. 

Es entonces, cuando por parte de los socios se toma la decisión de intentar competir en un mercado más amplio, el mercado regional andaluz, lo que les lleva, inicialmente a implantarse en las provincias andaluzas de Jaén, Granada, Málaga y Almería, en el sur de España.

La integridad personal de la que han dado buena muestra los socios fundadores desde que nació la compañía, ha influido decididamente en el carácter de la misma, y éste se ha transmitido a directivos y trabajadores, formando un grupo excepcional de profesionales.

NUESTRA TRAYECTORIA

 

Los 80’

Obras y proyectos locales, y la consecución de las distintas clasificaciones para ir abriendonos camino en proyectos mas ambiciosos que nos llevo a operar en la mayor parte de las localidades de las provincias de Jaén, Granada, Almería y Málaga.

 

Los 90´

Por aquellos años la Administración autonómica comienza a ganar competencias en ramas como la educación, la sanidad o la promoción pública de viviendas. Fruto de este traspaso, empiezan a construirse un buen número de viviendas sociales, centros educativos, deportivos o sanitarios en municipios de toda Andalucía Oriental.

La crisis de principios de los 90 fue muy dura para Garasa Esñeco, S.A., ya que los problemas generales de la economía española de esos años, el retraso en los pagos de las administraciones públicas, el impago de varias pro- mociones privadas y los altos tipos de interés impidieron continuar la senda de crecimiento iniciada en los años 80.

Cuando en Andalucía se relanza el crecimiento económico en la segunda mitad de la década de los 90, la compañía aprovecha esta situación para consolidarse en su sector y expandirse. La construcción de las Torres Neptuno, en la capital granadina, junto a otros proyectos la dan a conocer como una gran empresa.

En la década de los 90, el mercado de Garasa Esñeco, S.A. se amplía con otros clientes. 

En esos años se comienza a trabajar con promotores privados, una decisión a la que se llega tras analizar el momento que se vivía, mar- cado por una crisis económica que afectaba especialmente al sector de la construcción, lo que hacía necesario un cambio de estrategia. La compañía tuvo que hacer frente a los altos tipos de interés, que entonces alcanzaban hasta el 18%, en un periodo que obligó a las empresas a una mayor austeridad en los gastos para mantenerse activas.

El año 1995 marca un hito importante en la evolución de los negocios de Garasa Esñeco, S.A., ya que es en éste cuando se produce el traslado a la capital granadina donde instala su nueva sede.

A partir de entonces, y después de unos años de atonía, se amplía la cartera de clientes, la economía española empieza a recuperarse y la empresa reencuentra la senda del crecimiento. 

 

Los 2000´

Garasa Esñeco, S.A. estaba preparada para dar un nuevo salto y decide ampliar su actividad a la obra civil. En el año 2005 se produce la compra y absorción de Esñeco Construcciones S.L., una firma con más de 40 años de experiencia en el sector, con clasificación para obras lineales, tanto carreteras como obras hidráulicas. Esta operación supuso un importante salto en la diversificación de la actividad de la firma, que ya se extendía así a todo tipo de obras, tanto civiles como de edificación. Como gran empresa, Garasa Esñeco, S.A. ha ido creciendo y adaptándose a ese crecimiento de forma paulatina.

El año 2006 supuso para Garasa Esñeco, S.A. su consolidación como gran empresa. La compañía pasó de ser una firma de tamaño medio a entrar en el terreno de las gran- des constructoras, asentándose como una compañía fuerte y potente en su sector. 

Pretende afianzarse como una gran compañía del sector constructor y expandirse más allá de las fronteras andaluzas.

 

El futuro INMEDIATO

Ahora, 30 años después de su fundación, se puede ver la evolución de una compañía que ha logrado un crecimiento sin precedentes en su sector. 

Contamos con una dilatada experiencia en el sector de la construcción y la actividad de la compañía abarca tanto la edificación como la obra civil o la restauración. La empresa ha ampliado su campo de actuación que actualmente abarca edificaciones públicas y privadas, viviendas, centros sanitarios y administrativos, bloques escolares, zonas deportivas, piscinas, obras de urbanización, obras integrales de abastecimiento, riegos y saneamientos, rehabilitaciones y restauraciones de edificios de interés histórico y cultural, o construcción de carreteras, infraestructuras ferroviarias y obras hidráulicas. 

Los últimos años han supuesto para SOLYDER-Garasa Esñeco, S.A. su consolidación como gran empresa. La compañía ha pasado de tener un tamaño medio a entrar en el terreno de las grandes constructoras nacionales

Y actualmente nuestra gran apuesta, es la apertura hacia nuevos mercados internacionales, acometer grandes proyectos internacionales en infraestructuras y edificación. 

El ayer de nuestra compañía y nuestro futuro mas presente, sitúan a la compañía en una posición muy sólida para conseguir grandes logros en un horizonte relativamente cercano.